Jean Claude Duvalier gasto 3 millones de dolares en su casamiento

http://es.wikipedia.org
Nacida en Puerto Príncipe, Haití, fue primera dama de ése país entre 1980 a 1986. Pertenecía a una familia acomodada mulata. De adolescente se marcha a estudiar en Nueva York donde también trabajó como secretaria.

Creció como una atractiva mujer, popular en el ambiente de las fiestas, hablaba el inglés tan bien como su lengua materna y tuvo muchos amoríos.

A su vuelta se casó en 1973, en primeras nupcias con Alix Pasquet, miembro de una prestigiosa familia haitiana que iban en contra de la dictadura de François Duvalier. Con él tuvo dos hijos; Alix y Sasha.

Tras su divorcio con Pasquet, Bennett trabajó como relacionista pública del hotel Habitation LeClerc. Poco después hace amistad con el presidente vitalicio Jean-Claude Duvalier (a quien había conocido cuando era una niña). Duvalier quedó enamorado de la hermosa mulata, quien representaba todo lo que su padre una vez había luchado en contra: elitistas con piel clara que habían gobernado siempre al país y quienes veían con desprecio a los negros, a pesar de que Jean-Claude “Baby Doc” también era mulato por su madre: Simone Ovid Duvalier “Mama Doc”

Bennett se casó con Jean-Claude Duvalier en un fastuoso enlace, el 27 de mayo de 1980. La suma total de la boda fueron 3 millones de dólares de la época. Para guardar las apariencias ante la comunidad internacional, Michèle abrió la Fundación Michèle B. Duvalier y aparentemente realizaba obras de caridad altamente publicitadas. Al momento en que Bennett se convirtió en primera dama, su familia pronto se enriqueció cada vez más. Su padre Ernest Bennett era dueño de la distribuidora de BMW en Haití y de las aerolíneas nacionales Air Haiti. Exportaba café y se rumoraba que los Bennett traficaban drogas en sus aviones C-46. Se hablaban de $50.000 sólo en decoración de flores, traídas de los Estados Unidos para el Palacio Nacional y cuatro mansiones de los Duvalier-Bennett y $1.7 millones en compras en Nueva York, Londres y París. Las fiestas en Palacio Nacional eran un derroche de buen gusto, pero excesos que un país como Haití no podía costear, muchos decían que los Duvalier vivían como millonarios estadounidenses. Michèle, amante de las joyas y vestidos de diseñador entre sus favoritos Givenchy donde una vez hizo compras de $168,780, guardaba sus docenas de abrigos de piel en refrigeración especial en el Palacio.

Para 1986 el gobierno colapsó y la insurreción era inevitable. Con la ayuda de la embajada de los Estados Unidos, los Duvalier salieron en la madrugada de el 7 de febrero de 1986 rumbo a Francia junto a familiares y amigos, llevando consigo sus diamantes, objetos de arte y abrigos de piel. Aunque que el gobierno francés sólo les dió un plazo para permanecer en dicho país, la familia se quedó permanentemente.

En 1990 Michèle y Jean-Claude se divorciaron en la República Dominicana. La mayor parte de la fortuna de Duvalier se la dejó Bennett después del divorcio, ella sigue en Francia y utiliza su nombre de soltera.

Entre sus amistades destacan figuras importantes de la política como Jacques Chirac.
[editar]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: